Descubriendo GHD

3 Jun

En este post, os voy a hablar de las planchas de pelo GHD.

Tengo ese tipo de pelo que no es ni liso ni rizado, ni siquiera podría decir ondulado.

De niña tenía el pelo absolutamente lacio, pero a los ocho años, mi madre creyó oportuno hacerme una permanente..¿menuda locura, no?, pues sí, se empeño en la permanente, y así mi pelo se convirtió en una especie de escarola..Con lo cual, a día de hoy, tengo este tipo de pelo. Un pelo imposible de dejar secar al aire; si no me lo seco con secador, me queda encrespado, sin vida..Con lo cual cada vez que me lavo el pelo, debo secármelo.

Hace cinco años aproximadamente, mi marido, me regaló un secador Parlux de peluquería que es una maravilla, y con un poco de paciencia, un buen cepillo y un alisador, me puedo alisar el pelo sin demasiado trabajo, pero aun así seguía sin quedarme el pelo como quería: liso, suave y brillante.

El siguiente paso al secador fue una plancha de placas cerámicas que me “cedió” mi suegra. A ella no acababa de convencerle, y yo la probé. Una maravilla. La combinación secador – plancha fue una especie de milagro; pero el alisado con la plancha lo tenía que trabajar mucho y las placas eran bastante anchas.

Styler GHD

Todo esto hasta hace 3 meses, que en un ataque de compra compulsiva, y después de haber leído algunas reviews por Internet y algunas opiniones en foros, me acerqué a mi peluquería y pregunté por las planchas GHD.

Dió la casualidad de que las planchas estaban en promoción porque se acercaba San Valentín, y hacían una oferta especial en la cual si dabas tu plancha antigua, te hacían un descuento. Las planchas que promocionaban eran la Gold y la Pink edición especial de Elsa Pataky.Acabé escogiendo la Pink por dos motivos: primero era la más económica (aunque 160€ no casa con económico) y segundo porque del importe total de compra, se donaban 10€ a laFundación Sandra Ibarra de Solidaridad frente al Cáncer y Fundación FERO.

Mi peluquera no decía más que maravillas de ella y corriendo me fuí a casa a probarla.

Y sinceramente, no exageraba nada. Cada euro que vale la plancha, realmente, lo vale.

Todo son ventajas:

  • Se calienta en 10 segundos y avisa cuando ya ha llegado a la temperatura idónea
  • No tiene regulador de temperatura con lo cual, el funcionamiento es sencillo: ON / OFF
  • Las placas, al ser finitas, son ideales para el pelo corto y además, al tener forma redondeada, se puede utilizar la plancha para hacer ondas (doble función!)
  • Deja el pelo liso en una pasada, además de aportar brillo; pero el tema de hacerlo rápido para mí es casi lo más importante porque siempre voy con prisas.

Por otra parte, deciros, que aunque las planchas sean cerámicas, siempre intento utilizar un protector térmico (por ejemplo, el de Tres Emmé).

Además, el kit, va acompañado de un neceser que, al abrirlo, además de servir para guardar la plancha, está cubierto en el interior por una tela resistente al calor que permite dejar la plancha encendida encima para no estropear el mueble o la encimera de nuestro lavabo, o de donde estemos arreglándonos.

Sin duda, un elemento imprescindible en mi tocador. Y vosotras, ¿sois de las que se arman con el secador y el cepillo al salir de la ducha o tenéis la suerte de dejar secar vuestra melena al viento? 🙂

Mua!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: